Camino y abismo

Iba a caer. De hecho, estaba tan cerca del suelo que mis ojos ya se habían cerrado, y mi cuerpo estaba esperando el impacto.

Pero de repente algo me cogió y me empujó hacia arriba, dándome más impulso, dándome más tiempo para pensar cómo iba a salir de esta. Cómo iba a evitar caer de nuevo.

Pero pasó el tiempo y me di cuenta de que ese impulso no solo me dio otra perspectiva de mi vista, de lo que conocía o limites. Ese impulso me decía que me iba a aguantar, y me iba a guiar.

-Cógete a esa roca -sugirió- verás como no caes.

-¿Y ahora? -pregunté, después de hacerle caso-.

-Ahora, continua escalando…

Me di cuenta de que no era un impulso. Simplemente, era otro camino.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Microrelatos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s