Archivo de la categoría: Pensamientos en voz alta

El Sol también se apaga

En la vida, desde que nacemos, todos tenemos sueños. Yo. como cualquier chica del mundo, también tenía los míos.

Soñaba con jugar sin parar. Por no acabar teniendo una vida monótona. Soñaba con sacarme una carrera, por tener unos buenos amigos, viajar por todo el mundo. Soñaba con poder hacer siempre deporte, cualquiera que me ayudara a seguir conociendo gente, y empaparme de las cosas que los demás pueden enseñarme sobre la vida. Soñaba con llegar a ser algún día una mujer humilde, fuerte, autosuficiente y capaz de hacer todo lo que me proponga, algo así como mi madre, aunque sé que es una dura tarea, pues no conozco una mujer más impresionante que mi madre, a quien intento parecerme día a día. 

Pero mi mayor sueño, como el de casi todo el mundo, era llegar a conocer a esa persona. No esa que dicen que es tu media naranja, pues sé perfectamente estar sola, y me encanta el no necesitar a nadie. Me refiero a encontrar a esa persona con la que quieres pasar el resto de tu vida de forma voluntaria y sin necesitarlo en absoluto. Esa persona que puedas mirar a los ojos, sientas su alma y digas: sí, definitivamente la quiero a mi lado.

Quizá a muchos les suena a tontería, pero yo era la típica que tenía su mp3 lleno de canciones Disney, al igual que ahora, y que creía que el amor es la fuerza más poderosa de todas. Que todo lo supera, y todo lo puede. No me parecía ninguna locura pensar que en algún lugar del mundo había una persona que pensara como yo, que estuviera dispuesta a luchar por mí, por tenerme a su lado, sin importar lo mal que fueran las cosas, y de la misma forma yo también demostrarle que la elijo a ella todos los días de mi vida. Esa persona con la que pueda formar una familia, decir el sí quiero, tener hijos y proyectos en común. Que le tiemblen las piernas igual que a mí cuando escucha la famosa frase de Moulin Rouge: Lo mejor que te puede pasar es amar y ser correspondido.

En la vida, desde que nacemos, todos tenemos sueños…

Deja un comentario

Archivado bajo Pensamientos en voz alta

¿Imposible para siempre?

Este es un cuento de hadas moderno. Donde la princesa no está en una torre, sino que es incomprendida y desatendida, y el príncipe no tiene que matar a un dragón, sino demostrar a su princesa que la comprenderá y la cuidará contra cualquiera que se atreva a dañarla.

Los obstáculos no son magos oscuros o monstruos infernales. Los obstáculos son el qué dirán, la sociedad, los dilemas morales.

Saber que no habrá final feliz, que no habrá victoria para nosotros…pero aún así, no puedo imaginar la vida sin esos momentos que me dejan sin aliento y me quiebran. Esos momentos donde tus manos encuentran las mías, donde te canto con mis labios pegados a los tuyos, mientras estamos escondidos, como siempre, en algún rincón del mundo.

Y no dejo de pensar que nuestro futuro es incierto, que nadie querrá jamás que yo esté a tu lado, que mi cama esta fría porque tú no estás aquí. Per soy incapaz de separarme de tu lado.

¿Qué hace que un amor sea imposible?

Deja un comentario

Archivado bajo Pensamientos en voz alta

Papel

Tantos años usando el mismo papel. Este ya no me gusta, no me llena. Parece distinto. No congeniamos igual, no tenemos la conexión que teníamos antes. Necesito un papel nuevo, otro tipo de papel. Distinto, que haga que vuelva a ilusionarme al verlo, que lo coja con ganas.

Eso pensaba, hasta que me di cuenta de que no era el papel el que cambiaba…

Deja un comentario

Archivado bajo Microrelatos, Pensamientos en voz alta

Avanzar

A veces vivimos épocas maravillosas, felices, plenas… y esperamos seguir viviendo en ese momento toda la vida.

Lo que no entendemos, es que esos momentos son finitos, y cuando acaban, jamás volverás a vivirlos de la misma forma. Llega el momento en que debes cambiar tu vida, pero nos aferramos tanto a aquel momento, que acabamos pasando la vida buscando revivir esos recuerdos.

No entendemos que el tiempo pasa, las cosas cambian, las personas vienen y van, y si seguimos esperando revivir aquel momento lo único que conseguiremos es quedarnos atrás.

Deja un comentario

Archivado bajo Pensamientos en voz alta

La noche

A veces me gusta caminar bajo el manto de la noche. Disfrutar de ese silencio que el día no te puede dar. La gente parece más sincera, o eso creo, porque casi todos caminan con miedo. De día es más fácil esconderlo. Te envalentonas más, y piensas que

nada malo puede suceder.

Solo la noche te recuerda que somos seres vulnerables, que podemos rompernos fácilmente y que la vida del ser humano es tan insignificante como la de cualquier otro animal a los ojos de las estrellas. No somos más que una especie diminuta y caótica que cree que el mundo fue creado para ellos y por ello nos creemos capaces de hacer con el lo que queramos.

caminar entre el silencio

Pero la noche nos recuerda que no es así. Que el mundo no es nuestro y que algún día lo pagaremos caro.

O quizá soy de las pocas personas a las que la noche les hace pensar así. Quizá es que la noche lo único que hace es callar al mundo para que cada persona escuche la voz que tiene en su interior.

Deja un comentario

Archivado bajo Microrelatos, Pensamientos en voz alta

Cambio

A veces, cuando las cosas van mal, somos incapaces de entender que es porque la vida nos pide un cambio. Y nos ponemos tan tozudos intentando convencernos de que pronto todo volverá a ser como antes, que nos olvidamos de que eso no sucederá, porque todo ha cambiado.

cambios

Todo es distinto, las personas no son iguales, y ese momento que creías perfecto dejó de existir, y no podemos aferrarnos a él por más tiempo. El problema es que nos cuesta soltar lo conocido, por miedo al cambio que la vida nos está obligando a hacer, pero llega un momento en que tienes que dejar de agarrar el pasado para poder mirar de cara al futuro y sus nuevos caminos.

Pero si no fuera por esos cambios, jamás avanzaríamos en la vida.

 

 

2 comentarios

Archivado bajo Pensamientos en voz alta

Las princesas Disney

Hoy una amiga en facebook ha compartido un vídeo sobre una niña argentina que dice que “las princesas son unas boludas”.

Se puso a explicar que a ella le gusta Mulán, porque lucha por lo que quiere y por resolver sus problemas, no como las demás princesas, que se dedicaban a llorar y esperar a que el príncipe las rescatara.

Me hizo mucha gracia, porque yo pensaba igual. En aquella época habían pocas princesas fuertes y luchadoras: Ariel, Mulán… y alguna más imagino, pero ahora no me vienen a la mente. El resto se dedicaba a esperar, llorar y suplicar que alguien se apiadara de ellas, y siempre era el hombre, el macho alfa, el príncipe, el que iba a rescatarla. Por eso, cuando salió la nueva película de Disney, Brave la indomable, se convirtió casi de inmediato en una de mis películas favoritas.

Aparecen tres príncipes que piden la mano de la princesa, pero ninguno es el típico príncipe azul al que nos tienen acostumbrados. O era torpe, o feo, o flojo, y ninguno agradaba a la protagonista. Aún así, ninguno de estos tres protagoniza la trama más importante, sino lo contrario: Mérida tiene que salvar a su madre y en ningún momento se le ocurre pedir ayuda a los hombres. Lo hace sola, sin animalitos parlantes a su lado para orientarla o ayudarla. Simplemente su madre y ella.

Os recomiendo que la veáis, ya que además resalta los paisajes tan bonitos de las tierras escocesas. Pero vamos, me encanta la idea de que las mujeres por fin usen sus armas y sean las fuertes en las películas Disney.

Trailer Brave

Vídeo niña argentina

 

Deja un comentario

Archivado bajo Pensamientos en voz alta